Logo Hermanas Servantes de MarieLos Padres Obispos Carlos José Tissera y Marcelo (Maxi) Margni agradecen a las Siervas de María de Anglet, presentes en la Diócesis de Quilmes desde 1979, que en un camino de reestructuración de sus presencias en Argentina, han decidido trasladar su Comunidad de Hermanas a Lavallol, y dejar de manera definitiva su casa en el barrio Don Orione de Florencio Varela, junto a la parroquia “Madre de Dios”. 

Los obispos de Quilmes expresan su agradecimiento a las religiosas por “tantos años entregados a Dios y a su pueblo en esta Diócesis de Quilmes, siendo unas de las primeras vecinas que iniciaron la vida de este barrio, comunicándoles la fuerza viva del Evangelio  y construyendo comunidad, en torno a la primera Capilla. Algunas de las hermanas que iniciaron ese camino a fines de la década del 70, son muy recordadas por su trabajo en bien de los más desprotegidos, y como formadoras de toda una generación de actores políticos y socioculturales de Florencio Varela”.

La Casa que dejan las hermanas fue adquirida por el Obispado de Quilmes como un anexo al Seminario Diocesano, para una de las etapas del itinerario formativo que vivirán los seminaristas acompañados por un formador, que en esta primera instancia será el Presbítero Gustavo módica.

El miércoles 24 de marzo a las 10 los obispos participarán de la misa en la Parroquia “Madre de Dios” (Kabul 1476, Florencio Varela), con las recomendaciones sanitarias, para agradecer la misión de las Siervas de María de Anglet, y para recibir al Padre Gustavo Módica, que asumirá la misión de Director Pastoral de “Madre de Dios y de “San Juan el Precursor”, integrado al Equipo de Diáconos responsables de estas Parroquias.

Invitamos a la comunidad diocesana a rezar por las Hermanas, por la misión del Padre Gustavo y por el Seminario Diocesano.