Radio Novak en VIVO

AVISO serjovenes QUILMES 2El miércoles 29 de junio en la Catedral de Quilmes (Rivadavia 355, Quilmes Centro) a las 20hs, luego de la misa por el Papa –en el día de San Pedro y San Pablo, apóstoles– que a las 19hs presidirá el Padre Obispo Carlos José Tissera, se realizará la presentación del libro "Ser jóvenes misericordiosos como el Padre", recientemente editado por Ediciones Don Bosco Argentina, una obra de María Denise Estremero y Luis Balmaceda, docentes y miembros del Instituto Nacional de Pastoral de Juventud Eduardo Francisco Pironio de Argentina.

Durante la presentación conversarán con el público, los autores, el ilustrador de las imágenes del interior del libros, Gustavo Daguerre, y el encargado de la Pastoral Escolar de la Junta Diocesana de Educación Católica, David Brandán.

SOBRE EL LIBRO:

En este año, en el que el papa Francisco ha pedido dedicar a la misericordia, se pueden apreciar que muchas librerías religiosas están pobladas de libros dedicados a La misericordia. Sin embargo, Ser jóvenes misericordiosos como el Padre (Ediciones Don Bosco Argentina) es el primer libro que ayudará a educadores y referentes juveniles a la reflexión sobre la misericordia para trabajar con adolescentes y jóvenes. Es un libro destinado a personas que trabajen no solo en ámbitos de educación formal, sino también en las catequesis para jóvenes y en los diversos espacios juveniles en donde a través de la recreación, la reflexión se intentan trasmitir valores.
Partiendo del interrogante sobre qué significa ser misericordioso como el Padre,María Denise Estremero y Luis Balmaceda justifican su libro asegurando: “Jesús siempre confió y confía en la juventud. La contemplación del rostro amado es una experiencia muy cercana a los jóvenes; es muy común para un joven enamorado, mirar y dejarse fascinar por el rostro amado” (p. 10).
Cada capítulo (son en total siete) se divide en dos: la primera parte es conceptual, en donde los autores resaltan características propias de los jóvenes de hoy –“Las cuestiones simbólicas, como gestos y actitudes, tienen más peso que las palabras” (p. 17)–, y la segunda plantea reflexiones y dinámicas de encuentros para comunidades escolares, parroquiales, juveniles, de base. En el fondo, estas segundas partes son propuestas que invitan a dejarse abrazar por el amor misericordioso de Dios y, a la vez, ser signos visibles y sensibles de ese amor para que el mundo crea.
Lo que da mayor originalidad al libro son las ilustraciones que abren cada segunda parte de los capítulos. Realizadas por el artista Gustavo Daguerre, son escenas de misericordia que tiene como protagonistas a jóvenes.
Ser jóvenes misericordiosos como el Padre propone dar rienda suelta a la cultura de la misericordia a través de una dinámica de reflexión para una acción transformadora de la vida personal y comunitaria de los jóvenes. Se trata de un material pensado para hacer experiencia de misericordia, para motivar a los chicos y chicas a animarse y a comprometerse con los demás; a sembrar y cuidar la vida. La misericordia a la que se nos invita es oración y es acción, es lucha y contemplación. Es también para vivir junto a otros, no en solitario. Se trata de salir de uno mismo para hacer experiencia de encuentro.

AVISO serjovenes QUILMES 1