13558597 1694732540817785 510740426436124301 oEl sábado de 12 de noviembre a las 21 hs hasta las 06hs se volverá a realizar “Mate y Encuentro”, una experiencia vocacional para el mundo juvenil diocesano. Será en la parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro (Av. Calchaquí 4949, Quilmes Oeste).


Los seminaristas de nuestra diocesis de quilmes invitan a todos los jóvenes a ser parte de esta vigilia.
Este año, con motivo del 40º aniversario de nuestra Diócesis, nos reunimos bajo el lema #HACIENDOHISTORIAQUILMES.
No te olvides de traer tu equipo de mate, invitar a otros jóvenes y, lo más importante, ganas de compartir la vida.
Esperamos tus fotos diciendo #YoVoyAlMateYEncuentro para subirlas a la fanpage:

En https://www.facebook.com/mateyencuentro se pueden seguir las novedades de esta iniciativa que anunciamos con tiempo.

COMPARTÍ / DIFUNDÍ / INVITÁ / AGITÁ
‪#‎HaciendoHistoriaQuilmes
‪#‎MateYEncuentro
‪#‎DiócesisDeQuilmes
‪#‎12N
‪#‎40AñosdeAmor

LOS ORÍGENES
“Mate y Encuentro” nace en 1984 como una necesidad de unir la reciente presencia en la diócesis de la comunidad del Seminario (hasta entonces en Buenos Aires) y la vida de los jóvenes. Se presentó como un tiempo de primavera vocacional en la que todos, chicos y chicas, estábamos invitados a reconocer el llamado de Dios a comprometernos con su Evangelio.
El nombre de esta iniciativa expresaba el deseo de conocernos y compartir vida, sueños y proyectos. Si bien el Seminario organizaba el conjunto de las actividades, se buscaba vincular a los seminaristas con jóvenes de las parroquias y del decanato donde tenía lugar cada año el Encuentro. Esto enriquecía mucho el intercambio con las comunidades juveniles, además de ayudarnos en la propia formación pastoral.
Después de unos años sin realizarse, la Vicaría de la Juventud (creada por el Padre Obispo Jorge Novak en 1990) retomó el “Mate y Encuentro” desde diciembre de 1993. Cada año fue creciendo en participación, recorriendo los distintos decanatos de la diócesis. Adoptó la modalidad de un encuentro “de toda la noche”.
Definitivamente, “Mate y Encuentro” nació como una experiencia vocacional en sentido amplio, extendida al mundo juvenil diocesano.