LOGOPor la tarde, se realizó la misa por los 40 años de la Diócesis de Quilmes. Ya desde temprano la Catedral fue recibiendo a la gente que no quería quedar fuera del templo en semejante acontecimiento. Si bien el atrio contó con una pantalla gigante que transmitió en vivo y en directo la celebración para la multitud que la vivió desde la calle y la plaza San Martín que se ubica frente a la Catedral.
La misa comenzó pasadas las 19; fue presidida por el cardenal Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina. Fue una ceremonia emotiva, que con distintos gestos y palabras, hicieron historia por estas cuatro décadas de vida diocesana y regalaron una memoria agradecida por su obispo, Jorge Novak, y su obispo coadjutor, Gerardo Farrell. También por el obispo emérito, Luis Stöckler que estuvo presente concelebrando la Eucaristía.
Además del Padre Obispo de Quilmes, Carlos José Tissera, de los sacerdotes y diáconos de la diócesis, y representantes de otras religiones, estuvieron presentes los obispos de las diócesis del Gran Buenos Aires: José María Baliña (auxiliar de Buenos Aires), Gabriel Barba, Martín Fassi (auxiliar de San Isidro), Sergio Fenoy, Rubén Frassia (Avellaneda-Lanús), Ernesto Giobando (auxiliar de Buenos Aires), Fernando Maletti, Jorge Torres Carbonel (auxiliar de Lomas de Zamora). Asimismo, participaron Hugo Salaberry, obispo de Azul, y Marcelo Colombo, obispo de La Rioja y oriundo de Quilmes.
Participaron de la Eucaristía fieles de todas las comunidades de Berazategui, Florencio Varela y Quilmes, los tres partidos que conforman la Diócesis de Quilmes. También, estuvo presente el intendente de Quilmes, Martiniano Molina, y distintos representantes de los gobiernos municipales de Florencio Varela y Berazategui. El gobierno de la provincia de Buenos Aires estuvo representado por el director de culto Walter Giménez.
En la homilía, el cardenal Poli comenzó explicando la presencia en esta misa de todos los obispos de Buenos Aires y el sentido de la misión que hoy mismo iniciaron y que continuarán hasta el jueves por los tres partidos que confirman la diócesis: “Luego de la Asamblea de Aparecida, en 2007, los obispos empezamos a pensar en un gesto. Y se escuchó bien fuerte la voz de un alemán que nos decía: ‘ese gesto tiene que ser la misión’. Ese alemán era Luis Stöckler, ¿lo conocen?”. Y agregó: “venimos a misionar, pero en realidad venimos a contagiarnos del espíritu misionero de la Diócesis de Quilmes”.
“Durante 40 años –continuó el cardenal Poli–, desde el Padre Obispo Jorge Novak hasta mi amigo Cacho [haciendo referencia cariñosamente a Tissera, amigo y compañero de la carrera de Teología en su juventud], todos anuncian: ‘Cristo resucitado es nuestra esperanza’. Ustedes acogieron la Palabra y decidieron vivir como el Resucitado”.
Y en seguida pronunció: “Todos debemos responder al mandamiento del amor que nos dejó Jesús: ‘Ámense los unos a los otros como yo los he amado’… ¡Qué fácil es decirlo…!”.
“Desde el obispo hasta cada una de las comunidades están llamados a la misión para evangelizar. La Diócesis de Quilmes tiene la experiencia de dos sínodos que convocó el Padre Obispo Jorge Novak. Por eso, ustedes están bien preparados para la misión”, aseguró el cardenal Poli. Y pidió al Pueblo de Dios que peregrina en la Diócesis de Quilmes: “¡No pierdan esta vocación sinodal!”.

Para ver fotos y videos de esta jornada:
Página de Facebook de la Diócesis de Quilmes:https://www.facebook.com/diocesisquilmes/
Página de Facebook del Periódico Eclesia: https://www.facebook.com/periodico.eclesia/