logo obispo ctissera05Compartimos el mensaje del Departamento de Justicia y Paz –dependiente de la Vicaría de la Solidaridad de la Diócesis de Quilmes– sobre la judicialización de la política en el marco de la campaña electoral de estos días en nuestro país.

 

Quilmes, 10 de Julio de 2017

A la opinión pública:
En el contexto de una nueva campaña electoral queremos expresar:
 
1.- Nuestra preocupación por la judicialización de la política. Hecho que vemos recrudecer en el contexto de la actual campaña electoral. Judicialización que conlleva el riesgo del deterioro de la confianza en el instrumento de la política. En contraposición con las enseñanzas del Papa Francisco: “El futuro exige hoy la tarea de rehabilitar la política; rehabilitar la política, que es una de las formas más altas de la caridad” (Papa Francisco, a la clase dirigente de Brasil, 27/07/2013).
 
2.- Advertimos sobre esta judicialización, porque los hechos que observamos no parecen responder a legítimos esclarecimientos de la Justicia sobre la administración de la “cosa pública”, sostenida por la división de poderes propia de nuestra Constitución. Parecieran más bien maniobras corporativas (con operadores mediáticos y judiciales) que buscan deslegitimizar al adversario político.
 
3.- Llamamos la atención, también, sobre el peligro de avasallamiento de nuestras instituciones y el deterioro de nuestra calidad democrática. La expresión del mismo Sr. Presidente de la Nación al asumir su mandato, de querer trabajar por una “justicia independiente”, parece reñido con las fuertes versiones que han circulado de desplazar a la Procuradora General de la Nación por un “decreto de necesidad y urgencia” cuando la Constitución (art. 120) prevé para estos casos la necesidad de un juicio político. No da la impresión, por poner un ejemplo, que medidas como éstas vayan en consonancia con la mencionada expresión programática del gobierno.
 
4.- Nos parece que está en juego la salud democrática de nuestra Patria. La división de poderes es clave frente a todo intento de concentración del poder. Esperamos que nuestros gobernantes recapaciten frente a cualquier medida que pueda vulnerar la integridad en el funcionamiento de nuestras instituciones; y que, como comunidad nacional, revaloricemos el ejercicio de la política.

Departamento “Justicia y Paz”
Vicaría de la Solidaridad
Diócesis de Quilmes