cea01Ante la falta de información acerca del paradero de Santiago Maldonado, a quien se lo busca hace dos semanas, la Comisión Nacional de Justicia y Paz desea expresar:

 

  • Que la desaparición de personas, cualesquiera sean las circunstancias, son hechos intrínsecamente graves, que hieren la dignidad de las personas y golpean a toda la sociedad. Los argentinos hemos pagado costos muy altos en defensa de la vida, la legalidad y la plena vigencia de las instituciones; no podemos quedar indiferentes ante situaciones que podrían significar un retroceso en esta materia.
  • Que debe deslindarse cualquier juicio de valor sobre las actividades que Santiago desarrollaba en el Sur, del hecho concreto de su desaparición. Tampoco pueden admitirse manipulaciones informativas que tiendan a subestimar lo sucedido o a utilizarlo políticamente. La resolución de este caso es independiente del repudio que merecen todas las formas de violencia.
  • Que la defensa de la vida humana debe convocar a todos, tanto al oficialismo como a la oposición, y nadie debe retacear colaboración, siendo los poderes del Estado los que tienen el deber de proteger a todos los ciudadanos y la responsabilidad de actuar inmediatamente y con todos los medios legales disponibles para esclarecer los hechos ocurridos.
  • Que nuestra democracia será día a día más madura y los lazos sociales se fortalecerán en la medida que defendamos sin concesiones la vida, los derechos y la igualdad ante la ley.

Por lo aquí expresado, desde la Comisión Nacional de Justicia y Paz pedimos acelerar y comprometer todos los esfuerzos para encontrarlo y, al mismo tiempo,  acompañamos a su familia en estas horas de angustiosa espera.

15 de agosto de 2017