Logo JURECQQueremos acercarles el comunicado de la Junta Regional de Educación Católica del Obispado de Quilmes en relación a la alarmante situación que se está viviendo en estos días frente a las reiteradas amenazas de bombas en instituciones educativas de nuestra diócesis.

 

Quilmes, 26 de octubre de 2017 
Comunicado sobre las amenazas de bomba

Desde hace varias semanas estamos viviendo un desconcierto absoluto y un temor preocupante ante las reiteradas amenazas de bomba que se vienen haciendo en varias escuelas de la región, muchas de ellas pertenecientes a congregaciones religiosas o al Obispado de Quilmes. Esto no solo atenta contra el desempeño escolar cotidiano de las instituciones educativas amenazadas sino también, pone en riesgo la integridad de los niños, jóvenes y adultos que habitualmente concurren a las aulas. Las evacuaciones que se realizan, según indica el protocolo para estos casos, exponen a todos los integrantes de la comunidad educativa a riesgos innecesarios que se corre en la calle o en las plazas en donde se los traslada para mantenerlos a salvo.
Por eso, frente a esta alarmante situación, la Junta Regional de Educación Católica de la diócesis de Quilmes llama a la reflexión seria y responsable a toda la sociedad en su conjunto:

  • A los alumnos y a los padres –como primeros educadores de sus hijos–, para que en familia puedan pensar y sacar conclusiones acerca de la importancia del respeto a los otros y a las instituciones.
  • A los docentes, para que desde sus espacios de enseñanza-aprendizaje sean constructores del pensamiento crítico y del afianzamiento de los valores.
  • A las autoridades civiles, gubernamentales y de seguridad, para que asumen con decisión y con capacidad operativa el cuidado de la ciudadanía, la investigación de estos delitos y la aplicación de la ley.
  • A los medios de comunicación, para que sean difusores de la verdad y para que no se desentiendan de la capacidad educadora que tienen en la sociedad.

Repudiamos estas amenazas que atentan contra la seguridad de nuestros hijos y alumnos, y obligan a invertir recursos y tiempos de la policía y de los bomberos voluntarios que podrían ser aprovechado para otras acciones en favor de la comunidad.
Con este mensaje, el Obispado de Quilmes vuelve a manifestarse en contra de cualquier acción, expresión o idea que ponga en riesgo la integridad de las personas, especialmente de los niños y jóvenes. 

Junta Regional de Educación Católica