Invitación a la 2ª Peregrinación brocheriana a pie 2015

Quilmes, 2 de marzo de 2015

 
Hermanas y hermanos:
 
¡Alegría y paz en el Señor!
 
Los invito a participar de la 2ª Peregrinación brocheriana a pie, a realizarse el domingo 15 de marzo. Partirá desde la Catedral de Quilmes, a las 8.00 hs., hacia la Casa “Beato Cura Brochero”, en Bosques (Florencio Varela). El lema de este año es: “La gracia de Dios es como la lluvia que a todos moja”. Hermosas palabras del “cura gaucho” para hablarnos del amor misericordioso de Dios. Al llegar, se celebrará la Misa que voy a presidir. Tiene un gran significado brocheriano unir estos dos lugares de la Diócesis, la Catedral y la Casa de Retiros.
 
En la antigua parroquia de la Inmaculada de Quilmes, a finales de la década de 1890, vivía el sacerdote Bartolomé Ayrolo, que se desempeñaba como vicario parroquial. Los médicos le habían recomendado ir a la zona de Villa del Tránsito (hoy “Villa Cura Brochero”) para recuperarse de una afección pulmonar. Desde ese precioso lugar serrano, el P. Ayrolo le escribe al párroco de Quilmes, el P. Antonio Rossi. Luego de describirle minuciosamente el viaje y las maravillas de las sierras de Córdoba, le decía: “Te diré algo de lo más notable que hay en este departamento: es el cura José Gabriel Brochero. Hombre de baja estatura, de unos 57 años, frente algo deprimida, boca y orejas bastante notables, nariz gruesa, ojos medio turbios y tiernos, color tostado… creo que es una de las obras que se le escapó al Creador sin darle la segunda mano pero que, por lo mismo, lo tomó el Redentor para hacer de él un apóstol, único sin duda ninguna en toda la República por su celo, por su carácter, su modo de ser, su virtud, por los extraños modos de evangelizar”. Fueron varias las cartas que el P. Ayrolo envió desde Córdoba a Quilmes. En todas hacía referencia a nuestro querido Cura Brochero. Antes de 1900, la sociedad de Quilmes ya sabía quién era este gran evangelizador, hoy modelo para todos nosotros. En esa Catedral también está la tumba de nuestro primer pastor, el Padre Obispo Jorge Novak, misionero incansable de su pueblo.
 
La meta es llegar a la Casa de Retiros “Beato Cura Brochero”, lugar fundado por otro gran evangelizador de nuestra diócesis: el Padre Gino Gardenal. Al modo de Brochero, su pasión fue la evangelización de los pobres. De la mano de la Virgen de Luján, gestó este lugar de encuentro para las mujeres y los hombres de nuestros partidos, sin distinción, para vivir allí esos retiros que son “verdaderos baños del alma”, como gustaba decir el Cura Brochero. Gracias a la visión apostólica y la inmensa generosidad del P. Gino, miles de personas han estado en esa Casa de todos; niños y jóvenes, adultos y ancianos, han compartido allí la alegría de la fraternidad y de la paternidad de Dios.
 
Esta peregrinación quiere conmemorar un nuevo aniversario del nacimiento de José Gabriel del Rosario Brochero, aquel 16 de marzo de 1840. Desde su beatificación es la fecha de su Fiesta. Les pido que, por favor, difundan esta invitación.
 
“Renovemos la mirada” de la mano de la Virgen de Luján y de nuestro Beato Cura Brochero. Dios los bendiga.


+ Carlos José Tissera
Obispo de Quilmes