Acentuaciones del Padre Obispo Carlos José Tissera para la pastoral educativa en el ciclo lectivo de 2016.

 

Quilmes, 30 de marzo de 2016

Con ocasión de la celebración de la Pascua, cada año acostumbro hacer públicas las ACENTUACIONES PASTORALES que acompañarán la vida de los colegios de la diócesis de Quilmes en el decurso del año lectivo.

Toda la Comunidad Educativa, sin excepciones, es la destinataria de estas orientaciones para animar la vida del colegio con la fuerza transformadora de la Palabra de Dios, confiados a la acción permanente del Espíritu Santo.

1. “RENOVAR EL ANUNCIO”

Esta es la PRIMERA acentuación: “Renovar el anuncio”. Este es el lema que acompaña a la Iglesia diocesana al celebrar este año el 40º Aniversario de su creación. La Diócesis de Quilmes inicia su caminar el día mismo en que fue ordenado obispo su primer Pastor, el Padre Obispo Jorge Novak: el 19 de septiembre de 1976. Al iniciar su ministerio episcopal, Novak decía: “Es nuestra más urgente tarea, como comunidad cristiana, la Evangelización. Por mi parte, pondré mi mejor empeño para que la Diócesis como suma de comunidades vibre como Pablo: “¡Pobre de mí si no predicara el Evangelio””.

En continuidad con lo realizado hasta ahora en orden a dinamizar la misión en nuestras comunidades educativas, este año debería ser mucho más incisiva, más visible y comprometida. Hay eventos diocesanos programados en los que sería importante que los colegios no sólo sean medios en los que difundan estas iniciativas, sino que, en la medida de lo posible, tengan una participación activa: misiones barriales organizadas por las parroquias, peregrinación diocesana a Luján, participación en el retiro para los agentes pastorales.

Un modo de vivir esta pasión por el anuncio de Jesucristo es lograr que en cada colegio exista un grupo misionero. Para esto no sólo se requiere el compromiso decidido del equipo directivo y de los agentes del área de formación religiosa, sino también de las familias de los alumnos. Es importante mantener un vínculo sólido con la pastoral parroquial, como lo debe tener también en lo referente a la catequesis sacramental.

El colegio es un medio importantísimo de evangelización. El primer ámbito de evangelización es en el mismo establecimiento, sobre todo, en los vínculos personales que se crean entre los alumnos, entre el personal docente y no-docente, y al mismo tiempo con la realidad familiar de todos. Las familias de los alumnos y las familias de los que trabajan en los colegios deben enriquecerse con los valores del Evangelio de Jesucristo.

Tamaña misión necesita de la ayuda y de la confianza en la acción constante del Espíritu Santo. Por eso es muy importante la explicitación de los momentos de oración y espacios de espiritualidad propiamente dichos. Cada colegio tiene su impronta y forma de concretarlos, pero no deben faltar. Los modernos modos de comunicación deben ayudarnos. Uno de ellos, para uso de los alumnos, es la aplicación “Click To Pray”. La Red Mundial de Oración del Papa (Apostolado de la Oración) lanzó esta nueva plataforma para web y teléfonos móviles para que los fieles de todo el mundo puedan unirse a las intenciones del Papa Francisco por los desafíos de la humanidad.  “Click To Pray” presenta una oración diferente para cada uno de los 365 días del año, a través de las cuales se puede rezar por estas intenciones y unirse a diferentes culturas, idiomas y personas alrededor de esta causa universal.

Un gesto de unidad diocesana, al celebrar el 40º Aniversario, es contar con el libro de cantos “Somos tu pueblo”. Todos los colegios tendrán una cantidad de ejemplares para usarlos en las celebraciones. Es propio del canto expresar y fortalecer la unidad. Al unirnos como comunidad diocesana en un mismo canto, esperamos crecer en comunión que es don de Dios y testimonio del evangelio para nuestra tierra.

 

2. “MISERICORDIOSOS COMO EL PADRE”

La SEGUNDA acentuación asume el AÑO SANTO DE LA MISERICORDIA. El Papa Francisco nos ha convocado a vivir un año centrados en Jesucristo: “rostro de la misericordia del Padre”. “Siempre tenemos necesidad de contemplar el misterio de la misericordia. Es fuente de alegría, de serenidad y de paz”. “La primera verdad de la Iglesia es el amor de Cristo. De este amor, que llega hasta el perdón y al don de sí, la Iglesia se hace sierva y mediadora ante los hombres. Por tanto, donde la Iglesia está presente, allí debe ser evidente la misericordia del Padre. En nuestras parroquias, en las comunidades, en las asociaciones y movimientos, en fin, donde quiera que haya cristianos, cualquiera debería poder encontrar un oasis de misericordia”.

Las palabras del Papa Francisco nos han de inspirar para dejarnos amar por Dios y amar misericordiosamente a los hermanos. La experiencia de la misericordia de Dios no ha de quedar reducida al ámbito de lo privado, sino que ha de expresarse en la comunidad donde vivimos. Es bueno que en la comunidad educativa tengamos presente el llamado del Papa para reflexionar juntos y encontrar caminos de reconciliación y de paz. La vivencia de las obras de misericordia corporales y espirituales nos hacen misericordiosos como el Padre Dios.

En el Año Santo, tienen un lugar destacado la “Puerta Santa” y las peregrinaciones. Los directivos y los responsables de la formación religiosa implementarán en cada institución el modo de peregrinar al templo jubilar más cercano y la catequesis correspondiente.

 

3. “EL CUIDADO DE LA CASA COMÚN”

La TERCERA acentuación pastoral se hace eco de la Encíclica “Laudato Si” del Papa Francisco. Es una carta dirigida a cada persona del planeta pidiéndonos a todos nosotros que protejamos la Tierra, nuestro hogar común. “La Tierra es un don de Dios para nosotros, lleno de belleza y maravilla donde los frutos de la tierra pertenecen a todos”. Pero lo que vemos hoy es que nuestra casa común nunca ha sufrido tanto daño y maltrato como en los últimos 200 años. Hemos tratado a la tierra como un suministro ilimitado de recursos, tomando más de lo que justamente correspondía, de lo nuestro y de lo de las futuras generaciones por venir. La tierra, nuestro hogar, está empezando a parecerse cada vez más a un inmenso montón de suciedad. A pesar de todo, no todo está perdido. Los jóvenes exigen un cambio de actitud. Los jóvenes quieren construir un mundo mejor que toma en serio la crisis ambiental y los sufrimientos de los pobres. Toda la familia humana necesita trabajar en conjunto para que así la belleza pueda lo que no puede la contaminación y la destrucción. Es preciso meternos en una conversión ecológica “en la que escuchemos el grito de la Tierra y el clamor de los pobres”.

Cada colegio deberá preparar su “agenda ecológica”, fruto del discernimiento de los directivos, personal docente, en conjunto con los alumnos y familias. Para ellos hay que implementar los medios para conocer la Encíclica, en primer lugar, para crecer en la toma de conciencia de esta problemática universal. Consecuentemente arbitrar todo lo que este a su alcance para concretar conductas y costumbres para el cuidado del medio ambiente.

 

4. BICENTENARIO DE LA PATRIA Y CONGRESO EUCARÍSTICO NACIONAL

Estas CUARTA acentuación nos incluye como argentinos y católicos. Desde el año 2010 venimos recorriendo un camino de memoria y compromiso. Al inicio de este itinerario patriótico, los obispos argentinos dieron a conocer un documento titulado: “Hacia un Bicentenario en justicia y solidaridad (2010-2916)”. Rápidamente pasó el tiempo, y muchos hechos se han sucedido. La Iglesia argentina quiere conmemorar este nuevo aniversario tan importante, transportando nuestras miradas y nuestros corazones a San Miguel de Tucumán. Alli se realizará XIº Congreso Eucarístico Nacional. El lema es: “Jesucristo, Pan de vida y comunión para nuestro pueblo”. El Señor Jesús estuvo presente en el nacimiento de nuestra Nación y en toda su historia. También hoy, la fe sostiene a la  mayor parte del pueblo argentino en su camino de liberación. Por eso, celebrar al Señor Jesús nos da la posibilidad de profundizar nuestra identidad y de lanzarnos hacia adelante. Así es,  que esta vez el Congreso Eucarístico Nacional se realizará en San Miguel de Tucumán, desde el 16 al 19 de junio.

Nuestros colegios, además de prepararse a celebrar el Bicentenario de la Independencia como lo harán todas las instituciones educativas del país, también deberán revitalizar la fe y el amor a Jesús vivo en la Eucaristía, regalo precioso de su amor a nosotros y que construye misteriosamente la unidad de su Pueblo.

Un modo de unirse al Congreso Eucarístico puede ser organizar en el colegio de modo especial la celebración de la Solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo (Corpus Christi), en algún día de semana correspondiente, del modo que se crea más provechoso y conveniente.

Estas son las cuatro acentuaciones pastorales de este año 2016.

Agradezco la tarea que todos realizan en nuestros colegios. Valoro el esfuerzo que hacen para vivir su vocación de servicio en el trabajo docente, disimulando deficiencias y aportando positivamente para su mejoramiento. Destaco la tarea de las personas que se desempeñan en el espacio de la formación religiosa. Muchas gracias por su entrega y sus aportes para la evangelización.

A todas las Comunidades Educativas de la Diócesis de Quilmes mi saludo en este 40º Aniversario, y mis deseos de un año lectivo lleno de bendiciones.

La Virgen santa cuide de cada uno de ustedes.

 

+Carlos José Tissera
Obispo de Quilmes