Carta del Padre Obispo Carlos José Tissera convocando a participar de la Colecta Anual de Cáritas

Hermanas y hermanos:

Los días 11 y 12 de junio se realizará la COLECTA ANUAL DE CARITAS, con el lema “Si das lo mejor de vos, el mundo será distinto”.
 
En este Año Santo de la Misericordia, el Papa Francisco nos invita a ser “MISERICORDIOSOS COMO EL PADRE” practicando las obras de misericordia. “Como ama el Padre, así aman los hijos. Como Él es misericordioso, así estamos nosotros llamados a ser misericordiosos los unos con los otros. La misericordia es la viga maestra que sostiene la vida de la Iglesia” (Papa Francisco).
 
 “No podemos escapar a las palabras del Señor y en base a ellas seremos juzgados: si dimos de comer al hambriento y de beber al sediento. Si acogimos al extranjero y vestimos al desnudo. Si dedicamos tiempo para acompañar al enfermo o prisionero. Igualmente si ayudamos a superar la duda… si fuimos capaces de vencer la ignorancia en la que viven millones de personas, sobre todo los niños privados de la ayuda necesaria para ser rescatados de la pobreza; si fuimos capaces de ser cercanos a quien está solo o afligido… En cada uno de estos “más pequeños” está presente Cristo mismo. Su carne se hace de nuevo visible como cuerpo martirizado, llagado, flagelado, desnutrido, en fuga… para que  nosotros lo reconozcamos, lo toquemos y lo asistamos con cuidado” (Francisco. Carta al convocar el Año Santo).
 
La Colecta Anual de Caritas es una ocasión para abrir los ojos, para mantenernos lejos de la indiferencia que humilla y del cinismo que destruye. Es un modo concreto sentirnos cercanos, prójimos de los que necesitan. Esta Colecta tiene la particularidad de que lo recaudado se divide en tres partes iguales: una es para Caritas Parroquial, otra para Caritas Diocesana y la otra para Caritas Nacional. Es el modo de llegar a través de Caritas a las personas que son asistidas en tu zona, en tu región, y también en tantos lugares del país. Contribuyes a la alimentación, a la salud, a la educación, a la asistencia básica y a muchos proyectos de promoción humana que Caritas sostiene.
 
La generosidad de tantas personas manifestada en una colecta tan reconocida no suplanta la obligación del Estado de velar por tantos que están viviendo situaciones muy críticas en lo económico y laboral.
 
Aprovecho para saludar y agradecer a todas las personas que voluntariamente sirven durante el año a los más necesitados a través de Caritas. Gracias a los que colaboran concretamente en la realización de la Colecta Anual.
 
Desde ya, mi agradecimiento sincero a los que colaborarán económicamente  por medio de la Colecta. Dios los bendiga abundantemente por su generosidad.
 
Rogándoles que recen por mí, los saludo y bendigo con afecto
 

+ Carlos José Tissera
Obispo de Quilmes