Saludo a los seminaristas en su día (04/11/2013)

Queridos seminaristas:

¡FELIZ DÍA! Hoy es el Día del Seminarista. Celebramos a San Carlos Borromeo, impulsor de la reforma conciliar de Trento y creador de los seminarios. En mis tiempos (cuánto hace…) siempre lo celebrábamos. Además, el 4 de noviembre de 1866 fue ordenado sacerdote el Beato José Gabriel del Rosario Brochero. ¡Qué grandes modelos de pastor!

Juntos hemos vivido un Año de la fe riquísimo en bendiciones; una de ellas fue la beatificación de nuestro querido Cura gaucho.

No quiero ser extenso en el saludo. Simplemente quiero compartirles unos renglones de la carta del Beato José Gabriel a su obispo, Fray Reginaldo Toro, del 19 de noviembre de 1889: “Yo bien comprendo que la carrera eclesiástica se toma, para trabajar en bien de los prójimos hasta el último día de la vida, batallando con los enemigos del alma como los leones, que pelean echados cuando parados no pueden hacer la defensa…” “El sacerdote que no tiene mucha lástima de los pecadores es medio sacerdote. Estos trapos benditos que llevo encima no son los que me hacen sacerdote; si no llevo en mi pecho la caridad, ni a cristiano llego”.

Les deseo un día muy feliz. Los tengo presente en la oración y en la Misa concelebrada que tendremos a la tarde, iniciando la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal.

Sin ser copión… recen también por mi… ¡Gracias!

Dios los bendiga y la Virgen santa los proteja con su manto tierno de Madre.

Un fuerte abrazo…

+ Carlos José Tissera
Obispo de Quilmes