Saludo en el “Día del Sacerdote”
4 de agosto de 2018 

 

Con la memoria de San Juan María Vianney “El Cura de Ars” la Iglesia celebra el “Día del Sacerdote”, por este motivo queremos saludar y agradecer a los sacerdotes de nuestra diócesis.

Este año nos unimos con toda la Iglesia argentina, que en la Rioja celebra el 42° aniversario del martirio de monseñor Enrique Angelelli quién también un 4 de agosto extendía sus brazos en la ruta en un asesinato disfrazado de accidente que ni el odio ni la mentira pudieron acallar.

Como afirmaba nuestro primer pastor, el Padre Obispo Jorge Novak:

“El obispo Enrique Angelelli demostró estar animado del Espíritu Santo. Habló del Vaticano II y de Medellín con santa pasión, con esperanza indoblegable, con fortaleza heroica. Habló y puso en práctica. Lo quisieron silenciar con amenazas y con la muerte. Sólo lograron transformarlo definitivamente en un profeta que desborda los límites de su diócesis y de nuestra patria, cuya voz seguirá resonando en todos los rincones de la América Latina de Medellín y de Puebla”.

Nuestro obispo coadjutor, Monseñor Gerardo Farrel también nos decía de Angelelli:

“…predicó y defendió que cada uno de los riojanos, por más pobre que sea, está llamado a la dignidad perfecta anticipada en Cristo. Pastores como él, favorece que nosotros tengamos un respiro frente a la incapacidad que tenemos, por definición y por pecados personales, de estar a la altura de la misión evangelizadora”

En las enseñanzas de nuestros obispos, misteriosa y providencialmente la diócesis de Quilmes recibió el testimonio de Angelelli como modelo sacerdotal y así fue configurando un modo pastoral que caracteriza a este presbiterio.

Les agradecemos, queridos sacerdotes, los esfuerzos y la valentía que los identifica a la hora de acompañar a nuestro pueblo creyente en la búsqueda de la justicia y de la paz. Y los animamos a continuar superando desacreditaciones, incomprensiones y humillaciones dejándonos sostener por el calor del pueblo que sabe cuidarnos con amor fraterno cuando caminamos juntos.

Finalizamos con unas palabras del mismo Angelelli que parecen tan actuales en una de sus homilías radiales en 1975:


“Están en crisis los grandes valores morales. Mientras unos se enriquecen, muchísimos hermanos nuestros sufren las consecuencias de un desorden cuyas causas más hondas son morales. Esta escalada de precios en los artículos, aún los más elementales de la llamada canasta familiar, comienza a crear graves problemas en muchos hogares. Esto no se arregla sólo con hechos represivos; todos debemos asumir este estado de cosas, con honradez, con valentía, con espíritu solidario, con creatividad, con renuncias a nuestros egoísmos e intereses desordenados y no permitir que muchos hogares no tengan al pan para los hijos. Buscamos todos que no mueran nuestras fuentes de trabajo; que no estén vacíos nuestros comercios; que no se especule con la necesidad de nuestras familias. No es nuestra intención ahondar lo negativo; queremos afianzar nuestra esperanza ante esta dura realidad; no debemos auto engañarnos; busquemos ser solidarios en esta situación. Hermanos: más allá de las dificultades que encontremos en nuestra misión, debemos traducir en hechos concretos el amor cristiano. No es una palabra hermosa para ser pronunciada sino una exigencia, hasta dolorosa en esta hora”

Sigamos juntos animando el amor cristiano como exigencia en esta hora, Feliz Día del sacerdote querido hermano y muchas gracias por tu entrega cotidiana.


 
+ Marcelo (Maxi) Margni         +Carlos José Tissera
Obispo Auxiliar de Quilmes         Obispo de Quilmes