Quilmes, 4 de septiembre de 2018

A las/os voluntarias/os de Cáritas, Sacerdotes, Diáconos Permanentes, Religiosos/as, Vírgenes Consagradas, Movimientos, Asociaciones, Colegios, Comunidades Eclesiales de Base, Parroquias y Capillas, Coordinadores pastorales de Colegios; y a la sociedad en General:
AGRADECIMIENTO COLECTA ANUAL 2018
“La Solidaridad Empieza por Dar”
Destino de los fondos y Resumen de los Aportes


Habiendo celebrado recientemente el Día de la Solidaridad junto a los servidores de los distintos ámbitos de trabajo de nuestra Cáritas, nos es grato informarles lo recaudado hasta la fecha en la Colecta Anual realizada el 9 y 10 de junio pasado bajo el Lema “La Solidaridad empieza por Dar. Se reunieron 541.534,60 pesos, descontados los gastos se entrega a Cáritas Comisión Nacional, que es del 50 % de esta suma. El dinero recibido permite sostener a lo largo del año numerosos proyectos de promoción humana y ayuda inmediata en todo el país.
Los fondos correspondientes a Cáritas Diocesana serán asignados a:

1-proyectos zonales a definir en cada lugar,
2-para el funcionamiento del Refugio Jorge Novak y para la terminación de su depósito y taller,
3-para emergencia habitacional, (mejoras de viviendas, subsidios por incendios, etc.),
4-para compra de medicamentos,
5-para asistencia a nuevos comedores, y
6-para sostenimiento de la estructura diocesana (mantenimiento, fletes para buscar donaciones, viáticos, pagos de servicios)

De modo especial queremos agradecer la labor silenciosa de tantos voluntarios y voluntarias que hicieron posible esta colecta, y también el trabajo realizado en los colegios por los coordinadores pastorales y los alumnos que animaron la colecta comprometidos con los valores solidarios y fraternos. En este ámbito hubo un crecimiento muy importante. Más allá de los números fríos, el crecimiento registrado en la Colecta de este año en la Diócesis (aumentó un 22,25 %) nos llena de satisfacción y esperanza por varios motivos: En primer lugar, porque entre el descreimiento generalizado de la sociedad hacia las instituciones, la gente sigue teniendo una gran confianza en nuestro trabajo al lado de los más pobres y valorando nuestra transparencia. En segundo lugar porque aún en medio de las duras dificultades económicas que atravesamos, la colaboración recibida ha sido generosa. Esto significa que nuestro pueblo mantiene aún un profundo sentido solidario en su corazón, y que es capaz de responder rápidamente cuando recibe una convocatoria clara y coherente (acompañada por el testimonio) como la que le hacemos. Esto es un gran signo de esperanza.

Pero no dejamos de estar profundamente preocupados por el deterioro de la situación social y económica que afecta más gravemente a los más vulnerables, a partir de políticas recesivas dictadas por el FMI, que favorecen la especulación financiera mientras crean las condiciones necesarias para desarticular el aparato productivo del país, perdiéndose miles de puestos de trabajo y seguir hundiendo en la pobreza a buena parte de nuestros hermanos. Nos duele profundamente que cada vez hay menos respuestas para los pobres y los enfermos que se van quedando sin la cobertura de medicamentos por parte del Estado, desde Cáritas Diocesana recientemente hemos comprado un medicamento por 2.600 pesos y hemos cubierto otro tratamiento por 2.800 pesos para personas que solo cuentan con una pensión graciable. La situación alimentaria de las familias más pobres es cada vez más acuciante. Todo esto nos empuja a redoblar los esfuerzos para seguir trabajando en la búsqueda de que todos nuestros hermanos tengan vida digna y plena con derecho a un techo y trabajo digno, con salud y educación pública de calidad y gratuita. Queda mucho por hacer.

Agradecemos especialmente la tarea cotidiana de todos los servidores y servidorasde cada Cáritas, de cada Comedor, Casa del Niño, Jardín Comunitario, Apoyo escolar, Banco Solidario de Medicamentos que atienden y acompañan a tantas personas y familias en situación de pobreza.

Como dice el Papa Francisco en el punto 101 de la Exhortación Apostólica sobre el Llamado a la Santidad en el Mundo Actual: …”No podemos plantearnos un ideal de santidad que ignore la injusticia de este mundo donde unos festejan, gastan alegremente y reducen su vida a la novedad del consumo, al mismo tiempo que otros solo miran desde afuera mientras su vida pasa y se acaba miserablemente”.

En este tiempo especial en la vida diocesana, de preparación para un nuevo Sínodo, renovemos nuestros corazones y compromisos iluminados por los testimonios de los Obispos Angelleli, Novak, Romero, la Madre Teresa de Calcuta, San Martín de Porres, el Santo Cura Brochero y tantos testigos de la Fe que marcan el camino del amor jugado por los demás.

Un fraternal saludo.


Claudio Spicola
Director
Cáritas Argentina Quilmes