logo obispo ctissera05Compartimos las orientaciones pastorales frente a esta nueva ola de contagios que presentan los obispos de Quilmes Carlos Tissera y Marcelo (Maxi) Margni, en discernimiento con los vicarios episcopales y los decanos de la Diócesis. 

 

ORIENTACIONES PASTORALES FRENTE A ESTA NUEVA OLA DE CONTAGIOS

 
A los sacerdotes, diáconos, Consejos Pastorales y a todo el Pueblo de Dios

La Argentina ha entrado en la segunda ola del Covid-19. En los últimos días los casos aumentaron un 53% en nuestro territorio. Somos una zona con alto riesgo epidemiológico y sanitario. 

Al modo en que lo hemos hecho desde el principio, como Iglesia y mancomunados con todas las instancias de la sociedad, queremos seguir cuidando la salud, la recuperación económica y, en cuanto sea posible, la presencialidad en las escuelas. 

En la etapa de Distanciamiento Preventivo y Obligatorio (DISPO) hemos adoptado diversas medidas, orientadas por las normativas de las autoridades sanitarias, que nos permitieron una presencialidad cuidada en las celebraciones y en toda instancia pastoral. Estamos muy agradecidos por la seriedad, paciencia y responsabilidad con que se han recibido estas disposiciones, especialmente con los responsables de las comunidades, que no han dudado en cuidar al pueblo de Dios con todo lo que hiciera falta. ¡Gracias! ¡Muchas Gracias!

Unidos y unidas queremos redoblar los cuidados. Por eso, les compartimos algunas orientaciones pastorales frente a esta nueva ola de contagios:

1.- Discernir con entrañas de misericordia, según el corazón de nuestro Buen Pastor. 
En espíritu de sinodalidad, reunir al Consejo de Pastoral para un sano discernimiento en cada territorio parroquial, ajustándose a lo que solicita cada autoridad municipal. 

2.- Concientizar que seguimos en pandemia: la pandemia no terminó.
Hay que cuidar a nuestra gente y también pedirle a nuestra gente que cuide a los demás. Cuando cada uno se cuida, cuida al otro. Ésta es una muy buena expresión de caridad hacia el prójimo. Sabemos que podemos enfermarnos de coronavirus, y que no hay ninguna medida de protección, ni de prevención en las actividades pastorales que garantice un 100% de seguridad. Siempre hay un riesgo y la probabilidad de pasar contagiando a los demás, con lo cual nos haremos portadores de muerte, mientras "predicamos" al Dios de la Vida. 

3.- Aconsejar quedarse en casa por propia voluntad. Ya llegará el tiempo de volver a los templos. Necesitamos acabar con esta pandemia.

4.- Insistir con el distanciamiento de dos metros, el lavado de manos, el uso de tapabocas, la ventilación de los ambientes, mientras va llegando la vacunación de todas y todos en los próximos meses.

5.- Suspender y/o reprogramar actividades ya planificadas y anunciadas si las circunstancias no garantizan el cuidado necesario.

6.- Alentar y fortalecer el acompañamiento mediante prácticas y actividades no presenciales: La Diócesis de Quilmes continuará ofreciendo los subsidios para la oraciones en casa y la transmisión de las celebraciones en las redes sociales.

Que San José, quien junto a María, 
cuidó la vida de Jesús en la persecución, 
nos acompañe en este crítico momento.
Y que la fuerza del Resucitado 
nos siga animando la esperanza.

El Señor nos bendiga.
 
+ Carlos José Tissera
Obispo de Quilmes

+ Marcelo Julián (Maxi) Margni
Obispo Auxiliar de Quilmes
 
Quilmes, 08 de abril de 2021.