logo obispo ctissera05El Padre Obispo Carlos Tissera, en nombre de la comunidad diocesana, agradece a Dios por la vida y ministerio del Presbítero Juan Bendinelli, que después de 45 años de servicio pastoral en la Diócesis de Quilmes, el martes 23 de noviembre regresa a la diócesis de Verona, Italia, donde está incardinado. 

El Padre Juan, Misionero fidei donum, llegó en los comienzos de la Diócesis de Quilmes para acompañar sus primeros pasos. Desde 1976 se desempeñó como Vicario Cooperador de la Parroquia María Auxiliadora de Bernal, y a partir de 1978 como Vicario Cooperador de la Parroquia San Juan Bautista de Bernal Oeste. Tiempo después el Padre Obispo Jorge Novak lo envió a Roma a estudiar Biblia, y prestó servicio pastoral en la diócesis de Salto, Uruguay.
En 2004 fue nombrado párroco de Virgen de Caacupé de Berazategui, servicio que animó hasta estos días, y en un tiempo, de manera paralela, se desempeñó como administrador parroquial de Santa Juana Antida de Thouret  de Berazategui.

En 2010 el Padre Obispo Luis Stöckler lo designó Director Diocesano del Centro de Formación Bíblica (CEFORBIQ), servició que acompañó hasta estos días.

“¡Gracias Padre Juan! Encomendamos tu salud y tu vida al siervo de Dios Jorge Novak. Pedimos a María Inmaculada, patrona de nuestra diócesis, que te acompañe y permita que tu ministerio fecundo entre nosotros dé abundante frutos en tu tierra natal”, comparte el Padre Obispo Tissera.

P. Juan