El martes 01 de noviembre -día de todos los santos- se celebra la 26º Jornada de Oración por la Santificación del Pueblo Argentino y Glorificación de sus Siervos de Dios de Dios.

Compartimos la oración de esta jornada, para poder participar desde nuestros lugares, y el afiche.

Más información y materiales en www.causasdelossantosenargentina.org

Oh Dios, fuente de toda santidad,
que nos acogiste antes de la creación del mundo 
para ser santos, 
concede una mayor abundancia de gracia
a todo el pueblo argentino,
para que podamos realizar confiadamente 
este mandato tuyo, 
cumpliendo tu divina voluntad.
Asimismo, dígnate glorificar a los Siervos tuyos 
que, por el ejemplo de su vida y su valiosa intercesión, 
nos pueda estimular y ayudar más 
para que perseveremos con ánimo constantemente renovado,
en el camino de la santidad.
Por Jesucristo nuestro Señor. Amén

El miércoles 02 de noviembre, día de los fieles difuntos, se celebrarán misas y responsos en los cementerios municipales de la Diócesis de Quilmes (Quilmes, Berazategui y Florencio Varela) para recordar a los seres queridos que están en la Casa del Padre.

Los horarios de misa para ese día:

Cementerio municipal de Quilmes (La Guarda 1050, Ezpeleta)
Misas a las 10 (preside el Padre Obispo Juan Carlos Romanín sdb), a las 12 y a las 15.

Cementerio municipal de Berazategui (Nicolás Milazzo 368, Ranelagh)
Misas a las 9.30, a las 10.30, a las 11.30, a las 14 (preside el Padre Obispo Carlos José Tissera), a las 15, a las 16 y a las 17.

Cementerio municipal de Florencio Varela (Esteban Pisani 2348, Florencio Varela)
Misas a las 8, a las 10 (preside el Padre Obispo Carlos), a las 12 y a las 15.

Las Comunidades Eclesiales de Base de la Dióecesis de Quilmes invitan a la celebración por el recuerdo del 43º aniversario de la llegada de la Virgen de Luján a la Rotonda de Pasco -Bernal Oeste-, en 1979, con el lema «Madre, bajo tu manto caminamos por justicia, vida, pan y esperanza», el próximo sábado 29 de octubre.

A las 15.00 se realizará la caminata junto a la Virgen María desde Av. Donado Álvarez y Av. Thomas Flores hasta la rotonda.

A las 17.00 se rezará la Misa en la Rotonda de Pasco.

El Obispo de Quilmes, Carlos José Tissera, ordenará Presbítero al Diácono Roberto Wright el viernes 09 de diciembre en la Iglesia Catedral de Quilmes (Rivadavia 355, Quilmes Centro). La celebración será a las 19.00 abierta a la comunidad, y se transmitirá en directo por Youtube.com/DiocesisQuilmesOficial

El lema de ordenación sacerdotal será «Señor, tú lo sabes todo, tú sabes que te quiero». Las primeras misas como sacerdote las presidirá el sábado 10 de diciembre a las 18.00 en la Comunidad «Nuestra Señora de Luján» (Diagonal Gral. Güemes y Senzabello, Florencio Varela) y el domingo 11 en la Parroquia «Nuestra Señora de Luján» (Av. Gral. Juan Domingo Perdón 1918, Zeballos).

Luego del fallecimiento de su esposa, Roberto inició su discernimiento y su formación para el presbiterado. Como Diácono Permanente desarrolla su servicio pastoral en la parroquia Nuestra Señora de Luján de Zeballos, junto con el Presbítero Lucio Carvalho Rodrigues, y antes acompañó durante un tiempo prologando la comunidad parroquial Inmaculada Concepción de la Medalla Milagrosa de Florencio Varela, y también la parroquia Nuestra Señora de Luján de Villa España.

¡Es una noticia que llena de alegría a la Diócesis de Quilmes! Rezamos por el futuro sacerdote, por las vocaciones y por quienes se encuentran en el camino de formación.

El lunes 21 de noviembre a las 10.00 de la mañana el Padre Obispo Carlos José Tissera ordenará Diáconos Permanentes a José María Hernández, Alejandro Gabriel Martínez, Claudio César Serio, Mario Adrián Meichtry y Manfredo Guillermo Klein

La celebración Eucarística se realizará en la Iglesia Catedral de Quilmes (Rivadavia 355, Quilmes Centro) y se transmitirá por Youtube.com/DiocesisQuilmesOficial

El lema de ordenación que han elegido estos hermados, formados en la Escuela diaconal «San Lorenzo Mártir» de la Diócesis de Quilmes, es «Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad»

En este tiempo de alegría para la diócesis, nos unimos en oración con ellos.

El lunes 24 de octubre el Padre Obispo Carlos José Tissera designó a los presbíteros Ignacio Blanco y Darío Viecenz Administradores Parroquiales Solidarios de la Parroquia Nuestra Señora del Milagro de Hudson, del Decanato de Berazategui.

El Obispo de Quilmes agradece a estos sacerdotes por su disponibilidad, y al Padre Daniel Moreno, por la fecundidad de su servicio en esta comunidad parroquial.

La Pastoral de Drogadependencia de la Diócesis de Quilmes invita el martes 25 de octubre a la Misa de clausura del Seminario de Adicciones 2022. La celebración Eucarística será presidida por el Padre Obispo Carlos José Tissera a las 19.00 en la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes (Av. Calchaquí 1371, Quilmes Oeste).

Durante la Misa se hará el envío de los agentes de pastoral a las comunidades. «No tengo plata ni oro, pero te doy lo que tengo: en Nombre de Jesucristo de Nazareth, levántate y camina» (Hechos 3, 6) es el lema que animó estos encuentros.

La Diócesis de Quilmes está invitada a participar.

El domingo 06 de noviembre se realizará un Retiro de Silencio entre las 09.00 y las 17.00 en el Colegio María Ward de Plátanos (Calle 155, entre 43 y 43, Plátanos).

«Dame de esa agua para que no tenga más sed» (Jn. 4, 10) será el lema que acompañará la jornada. Para inscribirse hay que comunicarse al 11 2574-2631. El valor de la Casa de Retiros será de 450 pesos por participante. Y se invita a llevar comida y bebida.

Este espacio es organizado por el Equipo de Retiros de Silencio del Departamento de Laicos, perteneciente a la Vicaría de Evangelizaión de la Diócesis de Quilmes.

El Cardenal Pedro Ricardo Barreto Jimeno SJ, Arzobispo de Huancayo (Perú), arquidiócesis en la que hoy se desempeña como Rector del Seminario Eduardo Gonzalo Redondo Castanera, con la alegría por el nombramiento del Padre Eduardo como Obispo Auxiliar de la Diócesis de Quilmes

Para todos nosotros es una alegría muy grande el poder recibir esta grata noticia del nombramiento de monseñor Eduardo (Obispo Auxiliar de Quilmes) que continuará como Rector hasta diciembre (en el Seminario de Huancayo, Perú). Ese es un regalo muy grande de Dios y, además, significa un camino de fidelidad al Señor, fidelidad también a la Iglesia. 

Y para monseñor Eduardo ahora se abre un camino de fidelidad a esta misión que Dios le encomienda a través del Papa Francisco, de acompañar al Obispo de Quilmes para poder ser un vínculo de comunión, de participación, como también lo ha hecho aquí (en Huancayo)

Nosotros podemos sentirnos orgullosos de monseñor Eduardo porque, de alguna manera, su experiencia aquí en el Arzobispado de Huancayo confirma la gracia de su vocación al servicio de la Iglesia. Muchas gracias monseñor Eduardo por tu testimonio. Seguiremos compartiendo contigo esta gracia de ser pastor de nuestra Iglesia en la Iglesia particular de Quilmes. Que Dios te bendiga. 

Y todos nosotros recemos por él.


+ Cardenal Pedro Ricardo Barreto Jimeno SJ
Arzobispo de Huancayo (Perú)

 

Huancayo, 16 de octubre de 2022.

Viernes 14 de octubre del 2022
Aniversario Canonización de San Romero de América (2018)

A todos los hermanos y hermanas que caminan en la Diócesis de Quilmes:

El Señor siempre ha sido bueno conmigo, siempre ha sido fiel, a pesar de mis fragilidades, de mi pequeñez y de mis temores. Su amor me puede, su Pueblo me enamora, me quita el miedo y me regala Su confianza.

El Papa Francisco explica con su vida sencilla y con sus palabras que: “el episcopado es un servicio, y nunca deberá ser un cargo honorifico del que vanagloriarse”. Con estas palabras sabias de nuestro querido hermano mayor Francisco, quiero asumir este servicio ofreciendo mi disponibilidad, presencia y cercanía, y llegar al corazón de cada uno de ustedes, mis hermanos y hermanas muy queridos, darles un abrazo sincero y fraterno. Cuánto me gustaría compartir un mate con cada uno. Estos signos tan nuestros nos acercan y nos hacen más hermanos.

Hoy les abro el corazón y los abrazo desde la sierra del Perú, en Huancayo, a los 3200 metros de altura, donde el Señor me ha enviado como misionero. Quiero compartirles mis deseos de paz, de unión, de salud y de trabajo para todos, en este tiempo en que Jesús nos invita y nos provoca a caminar juntos como Pueblo en la Iglesia de Jesús.

La noticia de que el Papa Francisco me ha elegido para este servicio de ser Padre Obispo auxiliar de la diócesis de Quilmes, además de inesperada, me agarró como un baldazo de agua fría. Nunca he sido otra cosa más que un cura, soy sencillamente un “compañero de trabajo de Dios” (1Co 3,9), y no he buscado ser más que eso, que, además, me queda grande.

Desde antes de ingresar al Seminario he conocido y aprendido mucho de la Iglesia de Quilmes, la cual siempre ha sido muy significativa en mi camino vocacional. Cómo no recordar el camino eclesial profético de esta Iglesia, cómo no hacer presente al Siervo de Dios, Padre Obispo Jorge Novak, su compromiso con los pobres, su lucha por los derechos humanos, durante y después de la dictadura, su espíritu misionero y su corazón ecuménico. Cuánta memoria, cuánta vida fecunda que hay que custodiar, cuidar, proteger y promover. Es la vida de Jesús que ayer, hoy y mañana acompaña y camina junto a su pueblo. Como a Moisés, cuando quiso acercarse y mirar a la zarza ardiente, Dios me dice: “Quitate las sandalias, la tierra que pisas es tierra sagrada” (Ex 3,5). Así quiero vivir y estar con ustedes. Junto al Padre Obispo Cacho Tissera, hombre de Dios y muy cercano con su pueblo, quiero ser un hermano menor y un aprendiz de pastor. Tenerlo a él como padre y Obispo es como un bálsamo que, en medio de tantas situaciones nuevas, me pacifica el corazón.

Soy argentino, tengo 55 años, nací en Parque Patricios, fui ordenado sacerdote en Mataderos en 1998, y soy sacerdote operario diocesano, mi familia en la Iglesia. Los operarios me han enseñado a ser cura, me enseñaron a rezar con los pies en la tierra y el corazón en Papá Dios, a ser y hacer familia con mis hermanos sacerdotes y con todos, compartiendo la vida y la misión juntos, trabajar al servicio de los jóvenes, las vocaciones, los sacerdotes, las parroquias, siempre comenzando por los últimos.

Mi vida siempre ha estado marcada por la misión, recuerdo las palabras de Don Helder Cámara, santo obispo y profeta del Brasil quien afirmó lo siguiente: “Misión es siempre partir y comenzar de nuevo. Misión es, quebrar la corteza del egoísmo que nos encierra en nuestro yo, no es necesariamente devorar kilómetros, es sobre todo abrirse a los otros como hermanos, encontrarlos y amarlos”. Dios me llevó por muchos caminos: Brasil, Buenos Aires, Roma, Cuba y ahora, me bajó de un hondazo desde la altura de Huancayo en la Sierra del Perú, donde la gente es muy buena, cariñosa, cercana y muy colaboradora en todo y, de repente, me hizo volver a mis raíces y estar entre ustedes. Dios sabe por qué. Quiero ser servidor y hermano de todos en esta tierra sagrada.

Esto último le pido a Jesús y a su Santo Espíritu, poder ser una persona con los brazos abiertos, que me regale la gracia de saber escuchar, saber hacer silencio, saber hablar con prudencia y mansedumbre, para abrirme y encontrarme con cada uno de ustedes y amarlos con el corazón de Dios. Pongo por mediadores en la misión que se me encomienda a María de Lujan, Nuestra Madre Inmaculada, a Santa Teresa de Ávila, al Santo Cura Brochero, a San Óscar Romero, al Beato Angelelli y compañeros mártires, al Beato Manuel Domingo y Sol, y a todos los sacerdotes operarios mártires. Pido a ellos que intercedan por mí para que pueda ser un buen hermano y compañero en el camino de la fe. Necesito la oración de todos, yo me comprometo con las mías por ustedes.

Con mis deseos de paz y bien.

+ Eduardo Gonzalo Redondo