El Cardenal Pedro Ricardo Barreto Jimeno SJ, Arzobispo de Huancayo (Perú), arquidiócesis en la que hoy se desempeña como Rector del Seminario Eduardo Gonzalo Redondo Castanera, con la alegría por el nombramiento del Padre Eduardo como Obispo Auxiliar de la Diócesis de Quilmes

Para todos nosotros es una alegría muy grande el poder recibir esta grata noticia del nombramiento de monseñor Eduardo (Obispo Auxiliar de Quilmes) que continuará como Rector hasta diciembre (en el Seminario de Huancayo, Perú). Ese es un regalo muy grande de Dios y, además, significa un camino de fidelidad al Señor, fidelidad también a la Iglesia. 

Y para monseñor Eduardo ahora se abre un camino de fidelidad a esta misión que Dios le encomienda a través del Papa Francisco, de acompañar al Obispo de Quilmes para poder ser un vínculo de comunión, de participación, como también lo ha hecho aquí (en Huancayo)

Nosotros podemos sentirnos orgullosos de monseñor Eduardo porque, de alguna manera, su experiencia aquí en el Arzobispado de Huancayo confirma la gracia de su vocación al servicio de la Iglesia. Muchas gracias monseñor Eduardo por tu testimonio. Seguiremos compartiendo contigo esta gracia de ser pastor de nuestra Iglesia en la Iglesia particular de Quilmes. Que Dios te bendiga. 

Y todos nosotros recemos por él.


+ Cardenal Pedro Ricardo Barreto Jimeno SJ
Arzobispo de Huancayo (Perú)

 

Huancayo, 16 de octubre de 2022.

Viernes 14 de octubre del 2022
Aniversario Canonización de San Romero de América (2018)

A todos los hermanos y hermanas que caminan en la Diócesis de Quilmes:

El Señor siempre ha sido bueno conmigo, siempre ha sido fiel, a pesar de mis fragilidades, de mi pequeñez y de mis temores. Su amor me puede, su Pueblo me enamora, me quita el miedo y me regala Su confianza.

El Papa Francisco explica con su vida sencilla y con sus palabras que: “el episcopado es un servicio, y nunca deberá ser un cargo honorifico del que vanagloriarse”. Con estas palabras sabias de nuestro querido hermano mayor Francisco, quiero asumir este servicio ofreciendo mi disponibilidad, presencia y cercanía, y llegar al corazón de cada uno de ustedes, mis hermanos y hermanas muy queridos, darles un abrazo sincero y fraterno. Cuánto me gustaría compartir un mate con cada uno. Estos signos tan nuestros nos acercan y nos hacen más hermanos.

Hoy les abro el corazón y los abrazo desde la sierra del Perú, en Huancayo, a los 3200 metros de altura, donde el Señor me ha enviado como misionero. Quiero compartirles mis deseos de paz, de unión, de salud y de trabajo para todos, en este tiempo en que Jesús nos invita y nos provoca a caminar juntos como Pueblo en la Iglesia de Jesús.

La noticia de que el Papa Francisco me ha elegido para este servicio de ser Padre Obispo auxiliar de la diócesis de Quilmes, además de inesperada, me agarró como un baldazo de agua fría. Nunca he sido otra cosa más que un cura, soy sencillamente un “compañero de trabajo de Dios” (1Co 3,9), y no he buscado ser más que eso, que, además, me queda grande.

Desde antes de ingresar al Seminario he conocido y aprendido mucho de la Iglesia de Quilmes, la cual siempre ha sido muy significativa en mi camino vocacional. Cómo no recordar el camino eclesial profético de esta Iglesia, cómo no hacer presente al Siervo de Dios, Padre Obispo Jorge Novak, su compromiso con los pobres, su lucha por los derechos humanos, durante y después de la dictadura, su espíritu misionero y su corazón ecuménico. Cuánta memoria, cuánta vida fecunda que hay que custodiar, cuidar, proteger y promover. Es la vida de Jesús que ayer, hoy y mañana acompaña y camina junto a su pueblo. Como a Moisés, cuando quiso acercarse y mirar a la zarza ardiente, Dios me dice: “Quitate las sandalias, la tierra que pisas es tierra sagrada” (Ex 3,5). Así quiero vivir y estar con ustedes. Junto al Padre Obispo Cacho Tissera, hombre de Dios y muy cercano con su pueblo, quiero ser un hermano menor y un aprendiz de pastor. Tenerlo a él como padre y Obispo es como un bálsamo que, en medio de tantas situaciones nuevas, me pacifica el corazón.

Soy argentino, tengo 55 años, nací en Parque Patricios, fui ordenado sacerdote en Mataderos en 1998, y soy sacerdote operario diocesano, mi familia en la Iglesia. Los operarios me han enseñado a ser cura, me enseñaron a rezar con los pies en la tierra y el corazón en Papá Dios, a ser y hacer familia con mis hermanos sacerdotes y con todos, compartiendo la vida y la misión juntos, trabajar al servicio de los jóvenes, las vocaciones, los sacerdotes, las parroquias, siempre comenzando por los últimos.

Mi vida siempre ha estado marcada por la misión, recuerdo las palabras de Don Helder Cámara, santo obispo y profeta del Brasil quien afirmó lo siguiente: “Misión es siempre partir y comenzar de nuevo. Misión es, quebrar la corteza del egoísmo que nos encierra en nuestro yo, no es necesariamente devorar kilómetros, es sobre todo abrirse a los otros como hermanos, encontrarlos y amarlos”. Dios me llevó por muchos caminos: Brasil, Buenos Aires, Roma, Cuba y ahora, me bajó de un hondazo desde la altura de Huancayo en la Sierra del Perú, donde la gente es muy buena, cariñosa, cercana y muy colaboradora en todo y, de repente, me hizo volver a mis raíces y estar entre ustedes. Dios sabe por qué. Quiero ser servidor y hermano de todos en esta tierra sagrada.

Esto último le pido a Jesús y a su Santo Espíritu, poder ser una persona con los brazos abiertos, que me regale la gracia de saber escuchar, saber hacer silencio, saber hablar con prudencia y mansedumbre, para abrirme y encontrarme con cada uno de ustedes y amarlos con el corazón de Dios. Pongo por mediadores en la misión que se me encomienda a María de Lujan, Nuestra Madre Inmaculada, a Santa Teresa de Ávila, al Santo Cura Brochero, a San Óscar Romero, al Beato Angelelli y compañeros mártires, al Beato Manuel Domingo y Sol, y a todos los sacerdotes operarios mártires. Pido a ellos que intercedan por mí para que pueda ser un buen hermano y compañero en el camino de la fe. Necesito la oración de todos, yo me comprometo con las mías por ustedes.

Con mis deseos de paz y bien.

+ Eduardo Gonzalo Redondo

Quilmes, 15 de octubre de 2022.

Hermanas y hermanos de la Diócesis:

Hoy, al mediodía de Roma, siendo las 7.00 horas en Argentina, se anunció que el Papa Francisco ha nombrado Obispo Auxiliar de Quilmes al Pbro. Eduardo Gonzalo REDONDO, perteneciente a la Hermandad de Sacerdotes Operarios Diocesanos, con el título de Obispo de Tingaria. 

Con ustedes doy gracias a Dios y a la Virgen Inmaculada por este regalo de un obispo auxiliar y también por la delicadeza del nuestro querido Papa Francisco que ha atendido favorablemente a mi pedido, para un mejor servicio a esta porción del pueblo de Dios que peregrina en Quilmes, Florencio Varela y Berazategui. El corazón de pastor del Papa Francisco lo llevó a las altas montañas del Perú para elegir al actual rector del Seminario de la arquidiócesis de Huancayo; un sacerdote argentino que luego de ser ordenado desempeñó su ministerio en Brasil, Roma, Cuba y ahora en Perú.

He hablado con el P. Eduardo agradeciéndole su gran generosidad. Me ha contado que cuando se le comunicó la decisión del Papa Francisco de elegirlo obispo auxiliar de Quilmes, enseguida pensó en el Padre Obispo Jorge Novak, a quien admira desde joven. Ha sido una gran alegría escucharlo, y compartir con él los sentimientos de gratitud a Dios que siempre quiere el bien de su pueblo. La última vez que lo he visto fue en octubre de 2018, cuando participamos de las sesiones del Sínodo de los Obispos sobre los jóvenes. 

Con los brazos abiertos le damos la bienvenida al Padre Eduardo que se incorpora al Camino Sinodal Diocesano que estamos haciendo juntos.

Estoy seguro que ustedes le harán sentir el mismo afecto cristiano que me ofrecen cada día desde que vine a esta querida diócesis de Quilmes, compartiendo alegrías y sufrimientos con los ojos puestos en Jesús.

Desde el día que solicité un obispo auxiliar para que me acompañe en el pastoreo, le he pedido al Buen Pastor que lo abrace con su amor misericordioso para que sea un padre amoroso con todos, especialmente con los más humildes y olvidados, y he confiado en la intercesión de la Inmaculada, del Santo Cura Brochero y del Padre Obispo Jorge Novak.

Junto con ustedes queremos decirle al Padre Eduardo: “¡Bienvenido! La Diócesis de Quilmes es tu casa”

En este día de Santa Teresa de Ávila, gran reformadora de la Iglesia, con su intercesión le pedimos al Señor que nos ayude para seguir renovando nuestra Iglesia de Quilmes con la fuerza y la alegría del Evangelio.

Mi saludo afectuoso y fraterno. ¡Dios nos bendiga!

+ Carlos José Tissera
Obispo de Quilmes

El Papa Francisco nombró Obispo titular de Tingaria y Obispo Auxiliar de la Diócesis de Quilmes a Eduardo Gonzalo Redondo, sacerdote operario diocesano, que se desempeña como Rector del Seminario Mayor San Pío X de la Arquidiócesis de Huancayo, Perú. 

La noticia se hizo pública este sábado 15 de octubre, día de Santa Teresa de Ávila, a la 07 de la mañana de Argentina, en simultáneo con Italia. En Argentina la dio a conocer el Nuncio Apostólico, Monseñor Miroslaw Adamczyk.

El Padre Obispo Eduardo, de 55 años, en los próximos meses comenzará a acompañar al Padre Obispo Carlos José Tissera en su misión pastoral.

Datos biográficos del Obispo Auxiliar de Quilmes electo, Eduardo Gonzalo Redondo:

Sacerdote operario diocesano. Nació el 18 de febrero de 1967 en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Luego de unos años de estudio de la carera de Trabajo Social ingresó al Aspirantado «Mosén Sol» de Buenos Aires. Al finalizar los estudios, realizó su etapa pastoral como formador en el Seminario Mayor de la Arquidiócesis de San Pablo, Brasil, donde realizó estudios de especialización y obtuvo el título de Licenciado en Misionología. 

Fue ordenado sacerdote el 06 de diciembre de 1998. Luego de varios años en el Seminario, fue nombrado Párroco de San Bernardo, en la periferia de la Arquidiócesis de San Pablo, Brasil, desde donde también colaboró con el Instituto Pastoral Vocacional de Brasil. Siendo párroco fue nombrado Delegado del Director General de los operarios diocesanos para Argentina, Brasil y Perú, desde 2005 a 2008. 

En 2007 fue designado Rector del Aspirantado «Mosén Sol» de los sacerdotes Operarios en Buenos Aires, y elegido Consejero General en el período de gobierno de 2008 a 2014. En 2014 fue designado Director Espiritual en el del Seminario Mayor San Basilio Magno de Santiago de Cuba y secretario de la Comisión Nacional de Pastoral Vocacional de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba. Fue nombrado miembro de la Comisión Redactora del Documento Final de la XV Asamblea Ordinaria del Sínodo de los Obispos «Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional» en 2018. 

Desde 2021 es el Rector del Seminario Mayor San Pío X de la Arquidiócesis de Huancayo, Perú. Además, desde 2022 es el asesor nacional de la Pastoral Juvenil de Perú.

El 15 de octubre de 2022 el Papa Francisco lo nombró Obispo titular de Tingaria y Obispo Auxiliar de la Diócesis de Quilmes.

Con el lema «Con alegría, María, volvemos a tu encuentro», el domingo 30 de octubre se realizará la 34º Bicicleteada a Luján de la Diócesis de Quilmes. A las 06.30 se partirá desde el Cruce Varela.

Para más detalles, información de boletos, comunicarse por Whathsapp al 11 6166-5471 ó al 11 5122-0057. También por https://www.facebook.com/Bicicleteada-a-Lujan-Parroquia-La-Asunción-de-Santa-María-138427136182560/ y por https://instagram.com/bicicleteada_a_lujan?igshid=YmMyMTA2M2Y=

Después de 2 años, se retoma esta actividad con gran alegría. La propuesta es «Marchar juntos, llegar juntos» y pedalear a una velocidad promedio de 20 km x hora. A continuación se comparte el recorrido previsto.

El Departamento de Misión de la Diócesis de Quilmes invita a participar de las distintas actividades en octubre, mes misionero:

El sábado 22 de octubre se realizará el Festival Misionero en la Casa de Espiritualidad Santo Cura Brochero (Pergamino y Pehuajó, Bosques). A las 11.00 se iniciará con la Misa que presidirá el Padre Obispo Carlos José Tissera, luego se compartirá el almuerzo comunitario (habrá stands con venta de alimentos), y el festival de bandas musicales, stands de distintos carismas y más sorpresas.

Los grupos misioneros que deseen tener un stand en el festival pueden comunicarse al Wathsapp 11 6973-5559

El domingo 30 de octubre se realizará el cierre del mes misionero. A las 10.00 el Padre Obispo Carlos José Tissera presidirá la misa en la Carpa Misionera que estará ubicada en Calle 144 y 28, Villa España. Y a las 11.30 se iniciará la procesión hacia la Parroquia Nuestra Señora de Luján (Calle 24 y 148, Berazategui) para compartir el almuerzo a la canasta, juegos y encuentro entre grupos.

Se invita a toda la Diócesis de Quilmes a participar, en especial a los grupos misioneros, la IAM, JoMis, UEAM, Familias Misioneras y Misioneros de la Virgen.

Para más información ingresar a https://www.instagram.com/equipo_diocesano_de_mision/ y a https://www.facebook.com/profile.php?id=100079462086075

La Comisión Bíblica de la Diócesis de Quilmes invita a participar de encuentros para profundizar la Palabra «en torno a la Justicia y la Paz» los terceros sábados de octubre y noviembre de 15.00 a 17.00.

Este ciclo de encuentros llamado «La Biblia Hoy» se realiza en la Casa de la Catequesis (Av. Calchaquí 1371, Quilmes Oeste, frente a la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes). Y en cada sábado se invita a hacer una colaboración voluntaria de 200 pesos.

La agenda de los próximos encuentros y las personas a cargo de las ponencias:

• 15 de octubre: Amós, el Profeta de la Justicia (Alfredo Acevedo)
• 19 de noviembre: Mujeres en la Biblia – Ester y Rut (Susana Ramos)

Para inscribirse, ingresar a https://forms.gle/fNziQd1Jg38hQ3iN6

Para más información escribir a quilmes.cbd@gmail.com

Quilmes, 11 de octubre de 2022

Hermanas y hermanos de la Diócesis de Quilmes:

¡Alegría y paz en el Señor!

Les escribo en este día en que estamos celebrando el 60° Aniversario de la apertura del Concilio Vaticano II, convocado e inaugurado por el Papa San Juan XXIII.

Yo era un niño entonces y tengo muy presente esos días. Nos habíamos preparado desde el año anterior con una oración que rezábamos en todas las Misas.

Estamos todos haciendo nuestro Camino Sinodal Diocesano. Este aniversario nos trae al corazón ese acontecimiento que transformó la vida de la Iglesia en el siglo XX y que aún va dando sus frutos. Somos herederos de las enseñanzas del Padre Obispo Jorge Novak, quien gustaba decir que su originalidad consistía en ser un obispo del Concilio Vaticano II.

Hoy, el Papa Francisco preside la Misa en la Basílica de San Pedro conmemorando este 60° Aniversario, y también para dar comienzo oficial al año de preparación para el Jubileo 2025, dedicado a retomar y reflexionar las cuatro Constituciones Conciliares.

La celebración se enriquecerá con algunos signos particulares. En primer lugar, a partir de las 16:15 horas (hora de Roma; 11.15 hora de Argentina), se leerán algunos pasajes del significativo discurso que San Juan XXIII pronunció en la apertura del Concilio, Gaudet Mater Ecclesia. Además, se proclamarán algunos textos de las cuatro Constituciones Conciliares, Dei Verbum, Sacrosanctum Concilium, Lumen Gentium, Gaudium et Spes.

Al final de la Eucaristía, el Papa Francisco encenderá las antorchas a algunos fieles, quienes pasarán la llama a los reunidos en la Basílica y dará a todos el mandato de mantener viva la enseñanza del Concilio. Así, saliendo a la plaza de San Pedro, se recordará la procesión de antorchas que tuvo lugar la tarde del 11 de octubre de hace sesenta años, con el famoso “discurso de la luna” de Juan XXXIII, que finalizaba con la famosa invitación para llevar “la caricia del Papa” a los niños y a los enfermos.

Nosotros, desde la diócesis de Quilmes, uniéndonos a esta conmemoración, queremos renovar nuestro compromiso de crecer en espíritu sinodal, revitalizando los cuatro cauces fundacionales de nuestra Iglesia particular que echan sus raíces en las enseñanzas conciliares. El Sínodo representa un fruto de aquella asamblea ecuménica, de hecho, una de sus “herencias más valiosas”. El Sínodo de los obispos fue instituido por San Pablo VI al inicio del cuarto y último periodo del Concilio “atendiendo a las peticiones de muchos padres conciliares”. El próximo Sínodo universal 2023 tiene como temática la “sinodalidad”.

“La finalidad del Sínodo era y sigue siendo la de prolongar, en la vida y en la misión de la Iglesia, el estilo del Concilio Vaticano II, así como la de fomentar en el Pueblo de Dios la apropiación viva de sus enseñanzas, con la conciencia de que ese Concilio representó «la gran gracia de la que se ha beneficiado la Iglesia en el siglo XX» Una tarea que dista mucho de estar agotada, dado que la recepción del magisterio del Concilio es un proceso continuo, en algunos aspectos todavía incipiente”, escriben en la carta la Secretaría General del Sínodo, publicada hace pocos días.

El actual proceso sinodal sigue también la senda del Concilio: “Después de todo, «comunión, participación y misión» -los términos que el Papa Francisco ha querido incluir en el propio título del camino sinodal, convirtiéndolos en las palabras clave, por así decirlo- son palabras eminentemente conciliares. La Iglesia que estamos llamados a soñar y construir es una comunidad de mujeres y hombres unidos en comunión por la única fe, por el común Bautismo y por la misma Eucaristía, a imagen del Dios Trinidad: mujeres y hombres que juntos, en la diversidad de ministerios y carismas recibidos, participan activamente en la instauración del Reino de Dios, con el afán misionero de llevar a todos y a todas el testimonio gozoso de Cristo, único Salvador del mundo”.

Hermanas y hermanos: en este día recordemos a esos grandes Papas que Dios nos ha regalado: San Juan XXIII y San Pablo VI. Que ellos nos acompañen también en nuestro Camino Sinodal Diocesano, para que juntos podamos discernir cuáles son los caminos para comunicar a todo nuestro pueblo “la alegría del Evangelio”.

Que María, la que acompañó a los apóstoles desde el primer momento del Anuncio del Evangelio, nos ayude a ser fieles y alegres discípulos misioneros de Jesús y de su Reino.

Fraternalmente les bendigo de corazón

+ Carlos José Tissera
Obispo de Quilmes

El próximo domingo 09 de octubre el Departamento de Misión de la Diócesis de Quilmes invita a la 3ra peregrinación en auto de la Virgen de Luján con el lema «Con María nos ponemos en camino»

A las 12.00 del mediodía partirá la caravana de vehículos (autos, motoso, bicicletas) desde la Catedral de Quilmes (Mitre, esquina Rivadavia), y se llegará hasta la Capilla Santa Elena en el casco histórico del Parque Pereyra Iraola, donde se rezará la misa a las 18.00

Se propone decorar los autos para acompañar a la Virgen, o acercarse al lugar del inicio de la peregrinación o de la llegada.

Queridos hermanos y hermanas
de las Comunidades salesianas:
 
Deseo llegar a ustedes en estos días de tanta alegría para sus comunidades y para toda la Iglesia por la Canonización de Artémides Zatti, el próximo domingo 09 de octubre en Roma. Quiero saludarlos y agradecerles la presencia de cada uno en esta porción de iglesia que se me confío, en la que en 1900 también vivió Artémides cuando ingresó en el Aspirantado de Bernal, diócesis de La Plata por ese entonces.

Zatti, modelo de santidad, vida encarnada en el sufrimiento humano, irradió su más profunda vocación en los confines de nuestra patria y del mundo: en nuestra Patagonia Argentina.  Hoy este “Enfermero Santo” nos sigue convocando a plasmar una «Iglesia hospital de campaña» o “una Iglesia samaritana”, como nos pide el Papa Francisco, donde los pobres y los sufrientes sean sus protagonistas.
 
Zatti, modelo de radicalidad evangélica y de entrega, misionero incansable, hizo del hospital un templo, donde encontró el rostro de Dios en cada persona enferma que atendió y acompañó con amor.

Mi saludo fraterno a toda la familia salesiana, en especial a las hermanas y hermanos de Bernal y de Don Bosco. Que Dios, por intercesión de San Artémides Zatti, los anime siempre a ir al encuentro de las vidas heridas y postergadas.  
 
Con mi bendición,

 
+ Carlos José Tissera
Obispo de Quilmes

 

Quilmes, 06 de octubre de 2022.