Entradas

El Obispo de Quilmes, Carlos José Tissera, y el Obispo Auxiliar, Eduardo Gonzalo Redondo, comparten con alegría la noticia de las ordenaciones que se realizarán en la diócesis de Quilmes en julio y agosto próximos:

Por la imposición de manos y la oración del Padre Obispo Carlos el viernes 05 de julio serán ordenados presbíteros los diáconos formados en el seminario diocesano «María Reina de los Apóstoles» Amado Roberto BarúaJoaquín Ernesto García y Sergio Adrián Britez. La celebración será a las 19 h en la Iglesia Catedral de Quilmes (Rivadavia 355, Quilmes Centro).

Mientras que el sábado 17 de agosto a las 10 h serán ordenados diáconos permanentes Vicente Fabián FedericoDiego Alejandro LópezCésar Jorge OlivaCésar Ángel Lucio Aranda y César Eduardo Nogués. La misa también será en la Iglesia Catedral de Quilmes.

Los padres obispos invitan a la comunidad diocesana de Quilmes a unirse en la oración por la preparación de estos hermanos y por las vocaciones.


Iglesia Catedral de Quilmes

“El Espíritu del Señor está sobre mí” (Lc 4,18)

Hermanas y hermanos:

En la lectura del libro Isaías y en el Evangelio según san Lucas, hemos escuchado: “El Espíritu del Señor está sobre mí” (Is. 61, 1; Lc. 4, 18) En el principio está el Espíritu del Señor.

“Cada uno de nosotros puede decir esto; y no es presunción, es una realidad, pues todo cristiano, especialmente todo sacerdote, puede hacer suyas las siguientes palabras: «porque el Señor me ha ungido» (Is 61,1). Hermanos, sin méritos, por pura gracia hemos recibido una unción que nos ha hecho padres y pastores en el Pueblo santo de Dios. Consideremos, pues, este aspecto del Espíritu: la unción” (Francisco, Misa Crismal del 2023) El Crisma, los óleos de los catecúmenos y de los enfermos que serán consagrados hoy, nos hablan de esta realidad que somos, mujeres y hombres, ungidos por el Espíritu.

Reunidos en esta Catedral, acompañados de nuestro predecesor, el P. Obispo Luis Stöckler, del querido Padre Obispo Juan Carlos, junto con el Padre Obispo Eduardo queremos celebrar con ustedes, queridos sacerdotes y diáconos, religiosas y religiosos, y todos los fieles presentes de los tres partidos, el gran amor de Dios manifestado en Cristo Jesús: el Ungido del Padre.

Hoy, junto a nuestro pueblo, diáconos y sacerdotes queremos renovar nuestras promesas ministeriales, así como en la Vigilia Pascual todos renovaremos las promesas de nuestro Bautismo. Delante de ustedes, hermanas y hermanos, queremos manifestar que “hemos creído en el amor que Dios nos tiene” (1 Jn. 4, 16) y que, de nuestra parte, sólo podemos decir: “Señor, tu lo sabes todo, sabes que te quiero” (Jn. 21, 17)

Algunas consideraciones que pueden ayudarnos a contemplar el gran regalo que Dios nos hace.

Primero, el diácono, el sacerdote, el obispo somos signos de un Dios que es amor. “Como el Padre me amó, también yo los he amado a ustedes, Permanezcan en mi amor” (Jn. 15, 9) Esta es nuestra experiencia más bella y profunda sentirnos amados, escogidos, consagrados y enviados por Él. “Como el Padre me envió a mí, yo también los envío a ustedes” (Jn. 20, 21) “No son ustedes los que me eligieron a mí, sino yo el que los eligió a ustedes, y los destiné para que vayan y den fruto, y ese fruto sea duradero” (Jn. 15, 16) Esta experiencia del amor de Cristo, renovada cada día, conserva la frescura y el ardor de nuestro sacerdocio, de nuestro diaconado.

Segundo, somos llamados a ser pastores y servidores de nuestro pueblo. Para eso hemos sido ordenados. Cristo es el don del Padre para la vida del mundo. “Yo soy el buen Pastor. El buen Pastor da la vida por las ovejas” (Jn. 10, 11) Como Cristo –pastor, servidor, esposo- ofrecemos nuestra vida por la salvación del mundo. En el corazón de nuestra espiritualidad está la caridad pastoral, hecha de profundidad contemplativa, de serenidad de cruz pascual, de generosa disponibilidad para el servicio. Dice el apóstol Pablo: “Nosotros no somos más que servidores de ustedes por amor de Jesús” (2 Cor. 4, 5) A ustedes, hermanas y hermanos, les pedimos que recen siempre para que el Señor aumente en nosotros la caridad pastoral.

Por último, sacerdotes y diáconos somos constructores de comunión. Somos los elegidos de Dios y consagrados por el Orden para ser constructores de la comunidad eclesial; en comunión profunda con el Obispo, con el presbiterio, con los demás diáconos, con las religiosas y religiosos y con los fieles laicos. Nuestra vida y ministerio están al servicio de la comunión eclesial, por medio de la Palabra, la Eucaristía y la caridad pastoral. La comunión exige una gran capacidad de donación, hecha con humildad de servidor y con alegría de amor fraterno. Como dice Juan: “Queridos míos, amémonos los unos a los otros, porque el amor procede de Dios, y el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. El que no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es amor” (1 Jn. 4, 7-8) (Cfr. Cardenal Pironio, homilía del 22 de junio de 1995)

“El Espíritu del Señor está sobre mí, porque el Señor me ha ungido. Él me envió” —continúa la profecía—, «y me envió a llevar una buena nueva, liberación, curación y gracia» (cf. Is 61,1-2; Lc 4,18-19); en una palabra, a llevar armonía donde no la hay. Porque como dice san Basilio: “El Espíritu es armonía”, es Él el que crea la armonía. Esta es una consideración que el Papa Francisco hacía en la Misa Crismal del año pasado. “Crear armonía es lo que Él desea, especialmente a través de aquellos en quienes ha derramado su unción”. “Ayudémonos, hermanos, a custodiar la armonía, custodiar la armonía —esta es la tarea—, empezando no por los demás, sino por uno mismo; preguntándonos: mis palabras, mis comentarios, lo que digo y escribo, ¿tienen el sello del Espíritu o el del mundo?»

Queridos sacerdotes, gracias por el sí de cada uno, por la entrega de cada día, por el servicio a sus comunidades y a la Iglesia de Quilmes. Son también los sentimientos del Padre Obispo Eduardo. En ustedes agradezco a aquellos que no están presentes, pero sí los tenemos en nuestro corazón unidos a esta Eucaristía. Vaya el recuerdo agradecido de los sacerdotes que nos han precedido en el encuentro definitivo con Dios, y que recordaremos en el momento de los difuntos.

Nuestro agradecimiento a los diáconos, a sus esposas y familias. Gracias por el testimonio de servicio generoso en sus destinos pastorales. Tenemos en cuenta a aquellos que están enfermos o imposibilitados de participar en esta celebración, que expresa la comunión de todo el pueblo cristiano junto a su Pastor.

Hermanas y hermanos: Rezaremos por nuestros diáconos y sacerdotes, como se hace en todas las Catedrales del mundo en la Misa Crismal. Recemos también por nuestros seminaristas, por los que se forman en el Instituto Diaconal, y por el aumento de las vocaciones.

Oremos también por todo nuestro pueblo que vive momentos de crisis social y política, de incertidumbre, de inseguridad, de empobrecimiento, de ataque sistemático a los valores culturales de la solidaridad y justicia social, para que nada ni nadie nos aleje de los grandes cauces de nuestra Iglesia diocesana de Quilmes: la opción preferencial por los pobres, el ardor misionero, la defensa de los derechos humanos y la fraternidad ecuménica.

Que María Inmaculada nos acompañe a vivir con alegría nuestra vocación de servicio al pueblo de Dios, consagrados para testimoniar el amor de Dios y ser factores de comunión fraterna.

+ Carlos José Tissera
Obispo de Quilmes

Quilmes, 27 de marzo  de 2024

El Padre Obispo Carlos José Tissera designó Delegado Episcopal para la Pastoral de Juventud de la Diócesis de Quilmes al Presbítero Darío Ezequiel Viecenz.

El Padre Obispo Carlos y el Padre Obispo Eduardo Redondo agradecen a Fray Hernán Salegas, de la Orden de la Merced, por los años de servicio en esta pastoral, e invitan a la comunidad diocesana a unirse en la oración por el Padre Darío y por la fecundidad de su misión.

El Padre Obispo Carlos José Tissera comparte algunos cambios de destino pastoral de sacerdotes y diáconos que se realizarán para el próximo año 2024:

El Padre Carlos (Pompeo) Guerrera, que ha dejado el servicio de la carpa después de 12 años, y que ha venido desempeñándose también como director pastoral de la parroquia Nuestra Señora de la Paz de Florencio Varela (Av. Hudson 1750, Barrio Antena, Florencio Varela), asumirá ahora como administrador parroquial de la misma.

El Padre Luis Pereyra se hará cargo de la carpa misionera de la diócesis. Y el Padre Nelson Barrios asumirá como párroco de Nuestra Señora de Itatí de Florencio Varela (Padre Jorge Eduardo Goñi y Virgen de Itatí, Barrio La Colorada, Florencio Varela). Las semanas en las que no haya misión con la carpa, el Padre Luis vivirá en la casa parroquial de Nuestra Señora de Itatí y colaborará con el Padre Nelson en la atención de la parroquia.

La parroquia San Martín de Porres de Florencio Varela (Victorino de la Plaza 787, Barrio San Eduardo, Florencio Varela) pasará a ser una parroquia encomendada a diáconos. Ellos serán Jorge Tevez, Osvaldo Cabrera y Antonio Bravo. El Padre Lucio Carvalho Rodrigues será el director pastoral que los acompañará.

El Padre Roberto Wright asumirá como párroco de Nuestra Señora de Luján de Zeballos (Av. Perón 1910, Zeballos) el sábado 23 de diciembre en la misa de las 19 h, y también lo hará como director pastoral de Nuestra Señora de Guadalupe (Sucre y Caseros, Barrio Villa del Plata, Florencio Varela).

El 1° de enero iniciarán sus ministerios los diáconos permanentes Alberto Barbosa en Parroquia Jesús, el Buen Pastor (Calle 856 N° 2218 E/ 893 y 894, San Francisco Solano), Rubén Rolón en Parroquia Jesús, el Niño de Belén (Smith esq. Zeballos, Bernal Oeste), y Mariano San Zacarías en parroquias San Jorge de Ezpeleta (Smith esq. Vicente López, Ezpeleta) y María Madre de la Esperanza (M. T. de Alvear 3900, Villa Nueva Argentina, Ezpeleta)

El Padre Guillermo López será el administrador parroquial de San Cayetano de Quilmes Oeste (Mosconi 21, Quilmes Oeste), a la que quedará adscrito también el diácono Fabián Montellano. Ellos iniciarán su ministerio el domingo 18 de febrero en la eucaristía de las 10 h.

El resto de los nuevos nombramientos se llevarán a cabo al inicio de la actividad pastoral del año 2024, en fechas y horarios que se informarán oportunamente.

Los Padres Obispos Carlos Tissera y Eduardo Redondo agradecen la disponibilidad de todos los sacerdotes y diáconos involucrados en estas nuevas designaciones, así como también la tarea desempeñada en las comunidades que dejan. También agradecen la generosidad de dichas comunidades por su acompañamiento.

El Presbítero Jorge César Gonzalez, párroco de San Cayetano de Quilmes Oeste (Decanato Quilmes Oeste II), luego de un tiempo de discernimiento ha decidido realizar una experiencia pastoral en la diócesis vecina de Avellaneda-Lanús. Motivo por el cual el Padre Obispo Carlos José Tissera ha firmado un convenio con el Padre Obispo Marcelo (Maxi) Margni para que el Padre Jorge González resida en esa diócesis por el período de tres años. Alli iniciará su misión el domingo 18 de febrero de 2024.

Por tal razón, el Padre Obispo Tissera ha nombrado al Presbítero Guillermo López administrador parroquial de la Parroquia San Cayetano (Mosconi 21, Quilmes Oeste). El Padre Guillermo iniciará su ministerio pastoral el domingo 11 de febrero de 2024 por la mañana, en horario a confirmar.

El Padre Obispo Carlos, junto con el Padre Obispo Eduardo Redondo, agradece al Padre Jorge todos los años de servicio y entrega en nuestra diócesis, y al Padre Guillermo por su disponibilidad generosa

Rezamos por las comunidades que despiden y reciben a estos sacerdotes, y por las nuevas misiones que asumirán estos hermanos.

El Padre Obispo Carlos José Tissera comparte con la Diócesis de Quilmes los nuevos destinos pastorales de sacerdotes, que se harán efectivos en febrero de 2024

El Presbítero Marcelo Alejandro Ciaramella ha sido nombrado párroco de Virgen de la Divina Providencia (El Callao Nº 1692, Barrio Martín Fierro, Florencio Varela) del Decanato Florencio Varela.

Y el Presbítero Alfredo Ariel Aguilera ha sido designado administrador parroquial de Santa Rosa de Lima (Gutiérrez esq. Palma de Mallorca, Quilmes Oeste) del Decanato Quilmes Oeste II. El Padre Ariel, además, continuará animando la comunidad parroquial de San Martín de Tours.

El Padre Obispo Tissera, junto con el Padre Obispo Eduardo Redondo, agradece la disponibilidad de estos hermanos e invita a la comunidad diocesana a rezar por sus nuevas misiones y por las comunidades que los reciben.

El jueves 07 de diciembre, en la víspera del feriado por el día de la Inmaculada Concepción, Guido Lautaro Belloni será ordenado sacerdote, mientras que Ernesto Joaquín García será ordenado diácono camino al sacerdocio, por la oración y la imposición de manos del Padre Obispo Carlos José Tissera.

La misa será a las 19.00 en la Iglesia Catedral (Rivadavia 355, Quilmes Centro). Y será transmitida en vivo por Youtube.com/DiocesisQuilmesOficial.

El lema de ordenación que eligió Lautaro es «Apacienta a mis ovejas» (Jn. 21, 17). Y el de Joaquín, «Somos simples servidores» (Lc. 17, 10). 

La primera misa del Padre Lautaro será el sábado 09 de diciembre a las 19.00 h en la Parroquia Santa María (Calle 159 Nº 5335 esquina 53, Hudson).

Rezamos por la preparación de estos hermanos formados en el seminario diocesano «María Reina de los Apóstoles» y por las vocaciones.

El Obispo de Quilmes, Carlos José Tissera, realiza nuevas designaciones para la atención pastoral en las comunidades de la Diócesis de Quilmes, que se harán efectivas en diciembre, en horarios a confirmar.

En la parroquia Sagrado Corazón de Jesús del Decanato Quilmes Centro (Sáenz Peña 1439, Quilmes) asumirán como Administradores Parroquiales Solidarios los presbíteros Gustavo Miguel Módica y Darío Ezequiel Viecenz. La celebración de inicio será el sábado 16 de diciembre por la tarde.

El Padre Obispo Carlos Tissera agradece a Fray Sergio Mendoza por sus años de servicio en esta parroquia, que continuará su misión pastoral en la Orden de los Siervos de María.

En la parroquia Nuestra Señora del Milagro del Decanato Berazategui (Calle 61 entre calles 163 y 164, Barrio Pueblo Nuevo, Hudson) iniciarán su ministerio pastoral como Administradores Parroquiales Solidarios el presbítero Ignacio Javier Blanco y el futuro presbítero Guido Lautaro Belloni, que será ordenado el próximo 07 de diciembre. La misa de inicio será el domingo 17 por la mañana.

En la parroquia Nuestra Señora de Itatí del Decanato Berazategui (Calle 30 Nº 5993, Villa Mitre, Berazategui) el Presbítero Ignacio Javier Blanco asumirá como Director Pastoral. La misa de comienzo de ministerio pastoral será el domingo 24 de diciembre por la mañana.

Del decanato Berazategui, en las parroquias Santa María (Calle 159 Nº 5335 esquina 53, Hudson), Santa Isabel de Hungía (Calle 44 esquina calle 159, Plátanos) y Nuestra Señora de Itatí de Berazategui el futuro presbítero Guido Lautaro Belloni, será nombrado Vicario Parroquial, y acompañará el ministerio pastoral del presbítero Ignacio Blanco.

Y el futuro diácono Ernesto Joaquín García, que será ordenado el próximo 07 de diciembre, será adscripto para trabajar pastoralmente en las parroquias Santa María de Hudson, Santa Isabel de Hungría de Plátanos, Nuestra Señora de Itatí de Berazategui y Nuestra Señora del Milagro de Hudson.

Rezamos por estos hermanos, por la fecundidad de sus ministerios y por las comunidades parroquiales que los reciben y caminan con ellos.